martes, 1 de diciembre de 2009

MUERTE DE LUIS XVI

Una de las medidas que tomaron, fue la expropiación de los bienes del clero. Esto disgustó a Luís XVI y alarmó al resto de países europeos. Pues temían que la revolución se extendiera a sus territorios. Es por esto que Austria y Prusia decidieron intervenir militarmente en Francia. Por su parte el rey tomo esta situación como una oportunidad de recuperar el poder.
En 1792 las fuerzas Austriacas y Prusianas atacaron Francia. El ejército no lograba detener esta invasión así que reclutaron un ejército popular con el fin de resistir la invasión. Esto provocó pánico entre los parisinos. Estos culpaban al rey de traición a la patria, pues era el principal sospechoso de estar en contacto con el enemigo, además ya había tratado de huir del país en 1791. Entonces una multitud se dirigió al palacio. El rey escapó y se dirigió al edificio de la asamblea. Ahí fue destituido y encarcelado. Después de que se creara la república llevaron a juicio a Luís XVI, en donde se le encontró culpable y fue condenado a morir en la guillotina en 1793. Este hecho alarmó aún más a los monarcas europeos, entonces Holanda, Portugal, España, Nápoles y algunos príncipes del sacro imperio se unieron a Austria y Prusia.
[6]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada